Murieron 19 personas durante Semana Santa en Chiapas

Vacaciones02

Tuxtla Gutiérrez.- Para lo que muchos significó el inicio de la Semana Santa, para 19 familias se transformó en luto y tristeza.

Cuatro suicidios, cuatro ahogados, siete muertos en accidentes carreteros y cuatro más asesinados, fue la cifra total de los decesos registrados en Chiapas durante los días de asueto, de acuerdo con una consulta hemerográfica que Vórtice MX realizó en los principales periódicos del estado.

El primero de los casos se suscitóa las 23:00 horas del miércoles 1 de abril, cuando Emilio Avendaño, de 36 años, viajaba en un Nissan Sentra color arena con placas 158VFK del Distrito Federal.

El conductor, quien portaba el uniforme de la Comisión Federal de Electricidad (CFE),llegó al kilómetro 77 del tramo carretero Cintalapa-Jiquipilas sobre la vía libre México 190 y ahí se desató la tragedia; su auto se impactó de frente contra un Volkswagen Jetta color vino (DSE9549) que era manejado por Tulio Solís Pon, de 45 años.

El impacto fue tan violento que los dos quedaron atrapados entre los fierros retorcidos de sendos vehículos, reducidos a la mitad de su tamaño normal tras la colisión. El ruido del choque fue similar al rechinar de las ruedas de un tren sobre la vía, dirían testigos.

Después de haber ingresado al hospital, Solís Pon falleció a causa de las heridas y Emilio quedó bajo observación debido a la gravedad de su estado.

Un día después, las vacaciones de una familia terminarían de tajo apenas a mitad de su destino pues el auto en que viajaban volcó en el kilómetro 103 de la carretera San Cristóbal-Teopisca. El percance cobró la vida de una joven de 35 años y cinco personas más resultaron heridas.

 TOMARON LA “PUERTA FALSA”

El jueves 9 de abril, un árbol sería el “testigo mudo” de la muerte de Jorge Gálvez, un joven campesino que se ahorcó en una de las ramas dentro de su parcela en la zona alta del municipio de Escuintla. Su esposa, incrédula, halló el cadáver y dio parte a las autoridades.

Al día siguiente, Cinthia Lizbeth hallaría muerto a su padre con una soga alrededor del cuello en el cuarto de su vivienda en la colonia Lázaro Cárdenas, de Cintalapa; era la tercera vez que intentaba suicidarse.

En el ejido Progreso de Cacahoatán, Fredy eligiría el Sábado de Gloria para quitarse la vida y al igual que Jorge se colgó en la rama de un árbol; su padre desconsolado encontrósu cuerpo tras buscarlo por toda la casa.

El cuarto en la lista fue Rogelio, quien con engaños salió de su casa de madrugada mientras sus seis pequeños dormían.

—Ya tenía varios días tomando, y como a la 1:00 de la mañana me dijo que se iba a (la comunidad) Andrés Quintana Roo, pero como al amanecer no llegaba lo salí a buscar y lo hallé ahorcado del alambrado, dijo Marbella López a las autoridades.

La razón de su suicidio se lo llevó a la tumba.

 ENTRE LAS OLAS

A pesar de las indicaciones, Samuel ingresó al mar de Playa Linda (Puerto Chiapas) después de haber ingerido alimentos; se sumergía entre las vehementes olas cuando se broncoaspiró y el agua jaló su cuerpo lejos de la vista de los rescatistas. A pesar de la pronta respuesta, el vacacionista fue encontrado sin vida.

Un visitante de Guatemala tuvo el mismo destino en el Embarcadero Jerusalén, en Las Margaritas. Se trata de Andrés, de 19 años, quien el sábado 4 de abril se metió a nadar al río Santo Domingo pero fue arrastrado por las impetuosas corrientes sin que nadie pudiera ayudarlo.

En la zona costa, el director de Protección Civil, Francisco Ruiz informó que al mediodía del 31 de marzo, en el lugar conocido como Belisario Domínguez (La Barra) en Tonalá, un joven de 29 años —originario del Estado de México— fue llevado a mar abierto por las olas; su cuerpo rígido y blanquecino fue hallado horas después tras una intensa búsqueda.

La Semana Mayor estaba por terminar y de nueva cuenta en Tonalá, otro paseante sucumbiría ante las aguas de Playa del Sol, se trató de Samuel de 15 años de edad, cuyo cuerpo aún no aparece.

 A SANGRE FRÍA

Presurosos, cavaban de prisa la tumba en la que enterrarían a su hermano a quien degollaron. Era el menor de los tres, un joven con discapacidad que apenas tenía 15 días de laborar en el rancho en el que estaba a punto de ser sepultado.

La fosa tenía ya algunos metros de profundidad cuando de pronto, el dueño del lugar apareció frente a ellos; nerviosos y asombrados, abandonaron el cadáver de Manuel Hernández y huyeron junto con los demás integrantes de la familia, a los que amenazaron.

Apenas habían pasado por la caseta de policías que va del Libramiento Norte de Yajalón hacía Tila cuando fueron detenidos pero de los fratricidas nada se supo.

Mientras tanto, en Chiapa de Corzo tres jóvenes (entre ellos un menor) siguieron como sombra a una pareja que salía de un bar y se escabulleron entre la ventana de su domicilio para asaltarlos.

En el alboroto, un certero navajazo en el corazón y otra en lóbulo superior del pulmón izquierdo le arrebataron la vida a un integrante de la pareja, según reveló el dictamen de la necropsia.

De acuerdo con la Fiscalía Especial en Investigación del Delito de Homicidio, los tres posibles asesinos fueron detenidos horas después en un operativo en conjunto con las corporaciones policiacas de los tres niveles.

Entre los decesos ocurridos en la Semana Mayor, sobresale el de un menor en Ciudad Hidalgo; fue ahorcado con una fajilla y enseguida, su cuerpo fue lanzado a un dren pluvial.

Al finalizar el triduo pascual, en la capital, vecinos de la colonia 27 de Febrero descubrieron el cuerpo de un taxista dentro del vehículo a su cargo; estaba recostado en el asiento del conductor y en su cabeza se notaba la herida de un balazo. Del móvil y los homicidas nada se supo pues el caso se manejó con recelo y hermetismo.

 MÁS DECESOS

En el asfalto también se derramó sangre y los comúnmente llamados “cuacos de acero” se convirtieron en “caballos de la muerte” pues en Huixtla, Mapastepec y Arriaga, cuatro motociclistas fallecieron en accidentes carreteros.

Se sumaron a estos, el deceso de un pasajero que en una violenta colisión salió proyectado desde la góndola de la camioneta en que viajaba,contra el pavimento en la Carretera Internacional tramo Tapachula-Ciudad Hidalgo; 15 másresultaron heridos.

En esta Semana Santa no hubo saldo “blanco” en el estado; por el contrario para estas familias las vacaciones se tiñeron de rojo. (Agencia Vórtice MX)

 [huge_it_slider id=”24″]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *