Agentes de la PGJE ‘levantan’ y golpean a menor por equivocación; lo amenazaron para que no denunciara

Agentes de la PGJE ‘levantan’ y golpean a menor por equivocación; lo amenazaron para que no denunciara

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas (Agencia Vórtice MX).- Elementos de la Policía Especializada adscritos a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) “levantaron” y golpearon a un menor, a quien confundieron con un presunto ladrón, en la colonia Bienestar Social; lo abrieron la cabeza a golpes.

En entrevista exclusiva para Vórtice MX, la familia indicó que los elementos de la PGJE iban a bordo de un vehículo Volkswagen Jetta negra sin placas con el cual perseguían a Moises “N”, de 16 años de edad, en la colonia citada,  por lo que éste se refugió en casa de un amigo ya que temía que se tratara de un secuestro.

Los agentes irrumpieron la vivienda y para intimidarlo, uno de ellos disparó al aire, lo cual asustó al menor a quien agarraron de inmediato y lo ingresaron a fuerzas en el Jetta, dentro del que empezaron a golpearlo.

El amigo avisó a los familiares de lo ocurrido así que junto con los colonos empezaron una intensa movilización en los alrededores para luego dirigirse al OXXO de la calle San Martín y 9ª Sur de la colonia Santa Ana, en donde retuvieron un vehículo blanco que estaba estacionado para exigir que devolvieran al menor.

Al ver que las cosas empezaron a subir de tono, otro grupo de policías de la Especializada se comunicó con los compañeros que habían participado en la presunta aprehensión por lo que dejaron al joven unas cuadras adelante.

Sus familiares llegaron a su auxilio y lo trasladaron de nueva cuenta en el estacionamiento de la tienda de conveniencia, en donde ya estaba la Policía Municipal; ahí, Moisés contó que lo habían confundido con una persona que horas antes había asaltado ese OXXO y que traía el mismo corte de cabello que él.

Asimismo, denunció que lo habían golpeado de puñetazos en la cabeza, lo cual le causó una herida justo donde tiene la cicatriz de una intervención quirúrgica pasada en el cerebro, en donde le fue colocada una especie de válvula para que pudiera vivir.

Además, los policías le advirtieron que si denunciaba, tomarían represalias contra él y su familia, lo cual causó indignación en los familiares y colonos, quienes a pesar de la amenaza y del temor del jovencito dijeron que levantarían la denuncia correspondiente.

“No es justo que por un error, paga un jovencito, imagínense que le hubieran pegado más fuerte en la válvula, me lo matan” comentó su madre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *