Asesinó a sus padres para quedarse con la herencia; dejó sus cadáveres en una cajuela en Terán

Asesinó a sus padres para quedarse con la herencia; dejó sus cadáveres en una cajuela en Terán

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas (Agencia Vórtice MX).- Derivado de trabajos de investigación, la Fiscalía General del Estado (FGE) esclareció el homicidio de una pareja que fue localizada al interior de una cajuela en Terán; el presunto responsable asesinó a sus padres para quedarse con la herencia.

El Fiscal de Homicidios de la FGE, Luis Alberto Sánchez, dio a conocer que en las últimas horas se cumplimentó una orden de aprehensión en contra de Luis Renato “N” (hijo adoptivo de las víctimas), Yaneth Berenice “N” (esposa de Luis Renato) y Doroteo “N” (trabajador de los primeros detenidos).

Agregó que tras conocer la muerte de Isalda Corzo Pola de 74 años y Fernando Pacheco de 64, la Fiscalía a su cargo aplicó los protocolos de investigación de homicidio y feminicidio, ordenando la práctica de las diligencias en criminalística.

Cabe recordar que, los cuerpos fueron localizados al interior de la cajuela de un vehículo estacionado sobre la 3ª. Oriente entre Avenida Central y 1ª. Norte de la colonia Terán.

“Como línea de investigación se sabe que Luis Renato tenía una deuda por la cantidad de 320 mil pesos, por lo que al enterarse que su padre realizó cambios en su testamento para nombrarlo albacea, planeó el crimen con ayuda de su esposa Yaneth Berenice y de uno de sus trabajadores”, afirmó.

Luis Alberto Sánchez mencionó que en el marco de la Carpeta de Investigación 0012-101-2501-2017, se realizó entrevistas a los ahora imputados quienes revelaron el móvil del homicidio.

Yaneth Berenice manifestó́ que tenía problemas económicos, por lo que su esposo se encontraba desesperado y le comentó que quería matar a sus padres, pues había realizado cálculos de la herencia que recibiría.

También sostuvo que planearon el crimen desde el mes de junio, para lo cual contactaron a cuatro sujetos a quienes le ofrecieron 15 mil pesos a cada uno.

“Les hicimos un croquis y les dimos la dirección exacta de la casa donde vivían mis suegros en la colonia Plan de Ayala, dándoles la cantidad de ocho mil pesos para que compraran un silenciador para la pistola que ellos tenían, pero el día en que se disponían a realizar el trabajo, me dijeron que no se animaron porque había un módulo de policías cerca”.

Ante ese primer intento fallido, decidieron contactar a Doroteo, trabajador del parque acuático de su propiedad, a quien le encargaron llevar a cabo el homicidio.

Mencionó que intentaron perpetrar el crimen en dos ocasiones más y fue hasta el cuarto intento en que lograron su cometido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *