Aumenta a dos la cifra de muertos por balacera en la Patria Nueva

Aumenta a dos la cifra de muertos por balacera en la Patria Nueva

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas (AGENCIA VÓRTICE MX).- Iban por unas cervezas a un depósito cuando de pronto se escucharon varias detonaciones que alarmaron a la colonia. Cayeron tres, pero sólo tío y sobrino perderían la vida horas después de la sangrienta balacera en la Patria Nueva.

Eran a las 21:20 horas del domingo cuando Francisco Javier Robles Ramírez llegó a su casa presuroso; estaba pálido y no era para menos pues hacía algunos minutos sintió el cañón de una pistola en la espalda, apenas volteó y vio que se trataba de Límbano.

Corrió como pudo para ponerse a salvo, y apenas un par de minutos después un vehículo gris pasó acechando la casa y desde la ventanilla, el copiloto vio la vivienda de Francisco, ubicada en la calle Ahuhuete y Liquidambar.

Miguel Ángel Robles Santiago, su sobrino, se acercó y le pidió de favor que fueran por unas cervezas al depósito que está sobre la avenida Nogal Oriente, pero Francisco se negó.

“No hijo, traigo problemas, mejor me quedo en la casa. Ve tú solo”, pero su sobrino insistió, “vamos los dos pues y así no hay pedo”, replicó sin imaginarse que le depararía una tragedia.

Apenas llegaban al negocio y ambos se sentaron en la banca cuando el mismo vehículo gris (al parecer un Chevy) se aparcó detrás de ellos, uno de los ocupantes bajó la ventanilla y desde ahí disparó con al parecer una 9 mm a sus víctimas.

En segundos, otro hombre que iba de copiloto descendió de la unidad y abrió fuego sin piedad contra Francisco, Miguel y otra persona que estaba en comprando en el negocio. La lluvia de balas hicieron blanco en los tres.

Nancy, la esposa, escuchó los estruendos que duraron varios segundos y para ella parecieran nunca terminar. Estaba segura que algo malo le había pasado a su marido, así que dejó el celular con su cuñada y corrió hacia el cervecentro. Su corazonada no le mentiría. No sólo su esposo estaba malherido sino también su sobrino.

Los tres fueron llevados al hospital, pero sólo uno, del quien se desconoce identidad, sobrevivió.

Hasta el momento, las autoridades desconocen el móvil y la identidad de los responsables, pero ya iniciaron con las investigaciones que parten del video captado desde una cámara de vigilancia, que a continuación le presentamos:

Compartir no cuesta, ayúdanos a crecer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.