“Cantinflas” es homenajeado con una escultura, a 22 años de su muerte

México, DF.- El actor y humorista mexicano Mario Moreno Cantinflas, ganador de un Globo de Oro por su actuación en la película La vuelta al mundo en ochenta días, es recordado a 22 años de su muerte con la develación de una escultura y lanzamiento de una marca de ropa que lleva su nombre, además de una misa que se celebrará este lunes.

Con la autorización de Mario Moreno Ivanova, hijo del Mimo de México, la marca de ropa será diseñada por Héctor Terrones y se lanzará en México y el extranjero en mayo próximo.

Por otro lado, en días pasados y con motivo del 22 aniversario luctuoso del actor mexicano, se rindió un homenaje en Galería Plaza de las Estrellas, con la develación de una escultura realizada por Víctor Gutiérrez.

Además, en el Bazar de los artistas, organizado por Moreno Ivanova, que tiene como finalidad recaudar fondos para la Fundación Caritas San Marón, que apoya a niños en situación vulnerable y que se realizará los días 29 y 30 de mayo en la Ciudad de México, también se montará un stand con prendas que tienen la imagen de su padre.

En cuanto al proyecto del museo en honor a Cantinflas, Moreno Ivanova aún no define fecha o sitio en el que se edificará.

Fortino Mario Alfonso Moreno Reyes, nombre completo del actor, nació el 12 de agosto de 1911 en la sexta calle de Santa María la Redonda, ubicada en esta capital. Fue el sexto de una familia de 15 hermanos.

Inició estudios de Medicina para complacer a su padre, pero debido a la mala situación económica que vivía, tuvo que abandonar la escuela para ganarse el pan con la interpretación de pequeños papeles en espectáculos de variedades.

Trabajó en el circo, en las llamadas “carpas de variedad”, y pronto sus grandes dotes para la interpretación lo llevaron a recrear un enternecedor hombre pobre, hábil e ingenuo, de prodigiosos dotes acrobáticos y característicos sombrero y bigote.

Su legendario personaje Cantinflas, inspirado en un barrendero borrachito que conoció cuando trabajaba en el Teatro Follies, representó al pelado de los 30. Su papel lo mismo daba vida a un boxeador, taxista y lustrador de calzado que a un bailarín.

El 27 de octubre de 1936 se casó con Valentina Ivanova Zubareff, de origen ruso, con quien permaneció hasta la muerte de ella en 1966. En 1961, Moreno tuvo un hijo con otra mujer, que fue adoptado por Ivanova y fue llamado Mario Arturo Moreno Ivanova.

Su carrera en cine comenzó como publicista y su primera aparición fue en la película No te engañes corazón (1936), a la cual le siguió el gran éxito Ahí está el detalle (1940), de Juan Bustillo Oro, gracias al cual pudo fijar su personaje.

Su popularidad creció con títulos como Ni sangre ni arena (1941), El gendarme desconocido (1941), Los tres mosqueteros (1943) y Gran hotel (1944), éxitos que rompieron récords de taquilla en América Latina.

Calificado por el británico Charles Chaplin como el Mejor Comediante del Mundo, Mario Moreno fue escogido por Michael Todd para interpretar a Passepartout (conocido en Latinoamérica como Picaporte) en la espectacular producción La vuelta al mundo en ochenta días (1956).

Por este trabajo, el cual significó su debut en el mercado de habla inglesa en Hollywood, Cantinflas fue galardonado en 1956 con el Globo de Oro en la categoría Mejor Actor de Comedia o Musical, además el filme obtuvo el Oscar como Mejor Película.

Otros proyectos que el Mimo de México realizó en el extranjero fueron Pepe (1960), también en Estados Unidos; además del filme dirigido en España Don Quijote cabalga de nuevo (1972).

Otras de sus películas más destacadas fueron El siete machos, El bombero atómico (ambas de 1950), Si yo fuera diputado (1951), El señor fotógrafo (1952), Abajo el telón (1954), Ama a tu prójimo (1958) y El bolero de Raquel (1956), su primera película en color.

Así como Sube y baja (1958), El analfabeto (1960), El extra (1962), Entrega inmediata (1963), El padrecito (1965), El señor doctor (1965), Su excelencia (1966), Por mis pistolas (1968), Un Quijote sin mancha (1969) y El profe (1971), por mencionar algunas.

La imagen y voz del comediante también destacaron en dibujos animados, con las series Cantinflas show (1972) y Cantinflas y sus amigos (1981). A medida que envejeció, la gracia de este actor no decayó, como lo demuestran El ministro y yo (1975) y en su último trabajo El barrendero (1981), una de sus obras maestras.

A decir de uno de sus amigos, el bailarín de origen cubano Roberto -de la pareja de Roberto y Mitzuco-, “Cantinflas contaba con un excelente manejo de la improvisación, siempre salía con un impredecible comentario y totalmente fuera de libreto”.

Sin embargo, lejos de las luces del escenario, Mario Moreno fue un hombre solitario, introvertido, que no soportaba las mentiras y se llevó muchas decepciones, sobre todo en el ámbito familiar, según comentan amigos y familiares del actor.

También destaca su labor altruista que se ha mantenido incluso después de su muerte por medio de dos fundaciones que desarrollan su tarea solidaria en México.

Sustituyó a Jorge Negrete como líder de la Asociación Nacional de Actores (ANDA), y al frente de la misma fundó la Casa del Actor. En 1952 hizo gala de la generosidad que lo caracterizaba, al realizar una campaña en favor de los pobres para construir un hábitat social.

Su nombre y todos sus derivados -cantinflada, cantinflear y cantinflesco- ya forman parte del diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, como un verbalismo vacío, incongruente, disparatado y que mezcla muletillas.

La Organización de Estados Americanos (OEA) le rindió un homenaje en su sede en Washington y lo nombró Embajador de la Paz, en reconocimiento a su “brillante labor de acercamiento entre los pueblos del mundo”.

Mario Moreno Cantinflas falleció víctima de cáncer pulmonar, el 20 de abril de 1993, en la ciudad de México; sin embargo, su personaje continúa provocando carcajadas entre el público.

Luego de recibir un sentido homenaje por parte del pueblo en la sede de la Asociación Nacional de Actores y en el Palacio de Bellas Artes, su cuerpo fue incinerado y sus cenizas depositadas en la cripta familiar del Panteón Español de esta capital.

Hasta la fecha, las películas de Cantinflas siguen generando ganancias a Columbia Pictures. En 2009, fue anunciado que el director Alejandro Gómez Monteverde sería el encargado de dirigir el filme de la vida del célebre actor mexicano.

En 2011, la Cineteca Nacional inauguró el ciclo Cantinflas cumple 100 años, con la proyección de largometrajes como El gendarme desconocido, Un día con el diablo, A volar, joven y El bolero de Raquel. Completan la cartelera El extra y Por mis pistolas.

Asimismo, se lanzó el libro Mario Moreno ´Cantinflas´; bajo la mirada de Armando Herrera, El fotógrafo de las estrellas, un recorrido por 280 imágenes acerca de los episodios más trascendentales de la vida del cómico.

Un año después, se inauguró la muestra fotográfica 101 años de Cantinflas, en el marco del Primer Festival Internacional de Cine del Centro Histórico de Toluca.

Por otra parte, en Avión, España, se llevó a cabo la octava edición de la Fiesta Mexicana, cuyos carteles estuvieron dedicados a la figura del humorista.

En junio de 2013, inició el rodaje de la película mexicana Cantinflas, protagonizada por el actor español Óscar Jaenada, bajo la dirección de Sebastián del Amo. El filme cuenta con 95 actores y mil 500 extras.

Para 2014, Del Amo presentó la película en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara. El director plasmó en la cinta la vida del actor desde sus inicios como cómico hasta que alcanzó el estrellato. (Agencias:Reforma)

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *