Identifican a chiapanecos entre los cadáveres hallados en las fosas clandestinas de Tetelcingo

Identifican a chiapanecos entre los cadáveres hallados en las fosas clandestinas de Tetelcingo

Cuernavaca, Morelos (Agencia Vórtice MX).- Dos hermanos chiapanecos fueron identificados de entre los cadáveres hallados en las fosas clandestinas de Tetelcingo, Morelos, en 2014.

 De acuerdo con información de la propia fiscalía morelense, se tratan de Andrés y Mauricio, de 30 y 27 años, originarios de Jitotol, Chiapas, quienes desaparecieron en julio de 2012, cuando transitaban por Morelos.

A pesar que las víctimas eran buscadas por sus familiares, el 28 de marzo de 2014 sus cuerpos fueron depositados en las fosas clandestinas de la Fiscalía local ubicadas en Tetelcingo, al norte de Cuautla.

Será hasta el próximo miércoles 19 de abril, que los restos de los hermanos chiapanecos serán entregados a sus familiares por orden de un juez, en el panteón Jardines del Recuerdo en Cuautla, Morelos.

Según el informe de la fiscalía, la identificación de los cuerpos se dio a partir de la confronta de los perfiles genéticos de las víctimas y la de sus familiares, quienes llevan cinco años buscándolos.

Andrés y Mauricio salieron de Jitotol con rumbo al norte del país; sin embargo, después de cinco días la familia perdió contacto con ellos; en ese entonces uno comentó que estaba en Oaxaca y el otro en Puebla.

Los cuerpos de Andrés y Mauricio fueron hallados días después en la carretera local San Marcos, a la altura del rancho El Cazahuate, en el municipio de Jantetelco, Morelos.

A pesar de que eran buscados por su familia, la Fiscalía General del Estado determinó enviar estos dos cuerpos, junto con 117 más, a las fosas clandestinas de Tetelcingo sin la toma de muestras de ADN correspondiente.

El hallazgo del centenar de cadáveres que la Fiscalía de Morelos enterró ilegalmente en una fosa común en el panteón de la comunidad de Tetelcingo, municipio de Cuautla, ocurrió a finales del 2014.

Al respecto, el informe “Fosas clandestinas de Tetelcingo: Interpretaciones preliminares” presentado por el activista Javier Sicilia, expertos forenses de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), y familiares de víctimas, destacó que 85 cuerpos tenían señas de tortura.

Además, el mismo informe concluyó que los cadáveres fueron tratados “como basura”.

(Con información de agencias)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *