Mató con una bomba de agua a su esposa por celos, confiesa presunto feminicida

Mató con una bomba de agua a su esposa por celos, confiesa presunto feminicida

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas (Agencia Vórtice MX).- Luego de cometer el crimen doble, el presunto feminicida declaró que asesinó a su esposa por celos y mientras la golpeaba con una bomba de agua, lastimó de muerte a su hijastra.

En un comunicado, el fiscal de Homicidios y Feminicidios, Luis Alberto Sánchez, informó que tras la muerte de dos mujeres al interior de un domicilio en la colonia Albania Baja de Tuxtla Gutiérrez, se logró la detención del presunto responsable identificado como Ernesto “N”, de 46 años.

Tal y como Vórtice MX lo informó al momento, el imputado, quien era pareja y padrastro de las víctimas, fue detenido por los vecinos cuando pretendía huir del inmueble y se refugió en un barranco.

Al ser puesto a disposición del fiscal del Ministerio Público, al presunto feminicida le fue asegurado un costal donde llevaba un pantalón, una camisa y unas chanclas, objetos que presentan manchas de sangre, los cuales fueron enviados al Departamento de Genética de la Dirección General de Servicios Periciales, para determinar si coincide con la sangre de las víctimas.

De acuerdo con el boletín de prensa, la autoridad ministerial y asistido por un abogado, así como por un perito traductor en su lengua materna tseltal, el imputado señaló haber asesinado a su pareja porque tenía problemas de celos, por lo que al llegar al domicilio donde vivían, sostuvieron una discusión.

Mencionó que, en un primer momento, agarró una varilla de aproximadamente un metro de largo que estaba entre un bulto de grava y golpeó a Luisa en la nuca, sin embargo, los golpes también habrían alcanzado a la niña quien se encontraba a su lado.

Enseguida, el agresor sujetó una bomba de agua con la cual golpeó en la cabeza a su pareja hasta privarla de vida, y al percatarse que su hijastra se encontraba sin vida, decidió ocultar el cuerpo en la cisterna, donde sería hallada más tarde por los rescatistas de Protección Civil.

Reveló además que para evitar ser detenido, pues su esposa gritaba por auxilio antes de morir, se quitó el pantalón de mezclilla que se encontraba manchado de sangre y lo metió a un costal de azúcar vacío, donde también ingresó un chaleco, dos camisas y unas chanclas.

Con todo ello, intentó huir pero al correr hacia la orilla de un río que se encuentra cerca de la vivienda, fue interceptado por los pobladores.

En el lugar fueron asegurados diferentes indicios, entre los que destacan una varilla, así como una bomba de agua que presenta manchas de sangre y restos de cabellos, que ya han sido enviados a laboratorio para su análisis correspondiente.

En las próximas horas, el presunto feminicida será puesto a disposición del Juez de Control, quien determinará su legal detención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *