Creyó que rezaba pero estaba muerto

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.-La depresión lo invadió; todos los días consumía bebidas embriagantes a pesar de que su hermana le suplicaba no hacerlo, poco le importó; la mañana de ayer tomó una soga y la ató a una viga para quitarse la vida en la colonia CCI.

Eran cerca de las 9:35 del día, Irene Ricardez Pérez de 42 años de edad fue a buscar a su hermano Enrique al cuarto para decirle que el desayuno estaba servido en la mesa.

Enrique tenía dos semanas viviendo con su hermana pues en la comunidad de Malpaso donde radicaba tuvo problemas con su familia.

Así es que su hermana le dio alojamiento en su casa -situada sobre el camino principal que conduce a la colonia Montecristo y esquina con la avenida Bugambilia de la referida colonia y que colinda con Paraíso- para que pudiera buscar trabajo y tener un solvento económico para él y su familia

Sin embargo, los días que permaneció en casa de su consanguínea, comenzó a consumir bebidas embriagantes.

A pesar de que le decían que dejara el vicio este no podía, todas las noches regresaba ebrio y entristecido.

La situación se tornó critica cuando la madrugada de ayer Enrique tomó una soga que servía para tender ropa.

Con fuerza la amarró a una viga situada en la segunda planta de la casa sin número y posteriormente trepó a una silla donde se dejó caer al suelo con el extremo de aquel objeto atado a su cuello.

El hombre quedó de rodillas mirando al horizonte y los primeros rayos del sol eclipsaron en su rostro tornándose en un color violáceo.

Irene subió a paso lento a la segunda planta y observó a Enrique quien le daba la espalda, por un instante la mujer creyó que este se encontraba rezándole a Dios por los pecados que había cometido pero al ver detenidamente observó la soga que colgaba de su cuello.

¡Pero qué has hecho Quique! Expresó la mujer quien se llevó las manos a su boca y en seguida llamó a sus hijos y esposo para que lo desamarraran.

Este se encontraba sin vida por lo que era innecesario solicitar el apoyo de una ambulancia y los paramédicos le brindaran atención pre hospitalaria.

Horas más tarde, arribó personal del Ministerio Público quienes hicieron las diligencias correspondientes.

Posteriormente el Servicio Médico Forense (SEMEFO) hizo el levantamiento del cadáver para trasladarlo al anfiteatro y continuar con las investigaciones. (Agencia Vórtice MX)

[huge_it_slider id=”42″]

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *