Dio su vida para salvar a su amigo

Chiapa de Corzo.- Luego de realizar trabajos en un tramo federal que atraviesa la Rivera de Cupía, decidieron dirigirse a los márgenes del río Grijalva para refrescarse.

El calor era sofocante y los obreros comenzaron a darse chapuzones en las tranquilas aguas mientras que uno de ellos se aventuraba más a lo profundo.

De pronto, los sujetos escucharon unos gritos de auxilio por parte de uno de sus colegas quien sacudía las manos en todas direcciones.

Nadie quiso ayudarlo pero José Ángel Díaz de 26 años de edad decidió sumergirse en el río para socorrerlo.

Su compañero había caído en un enorme hueco donde días antes unos trabajadores habían hecho extracciones de arena.

La profundidad era enorme, sin embargo, José se las arregló para llegar hasta su amigo y entre forcejeos pudo sacarlo de aquel lugar.

Debido al desgaste físico, el joven no tuvo las fuerzas suficientes para lograr salir por lo que desapareció del agua. Unas pequeñas burbujas se asomaron en la superficie y luego de un par de segundos cesaron.

Sus amigos corrieron para pedir ayuda y sus supervisores solicitaron el apoyo de las unidades de rescate.

Policías municipales arribaron y reportaron lo ocurrido a personal de Protección Civil municipal para que hicieran algo al respecto.

“No estaba profundo, pero hay enorme pozos que hicieron las retroexcavadoras para sacar arena y uno no se da cuenta” dijo un curioso.

Los rayos del sol comenzaban a disminuir conforme transcurrían las horas y el horizonte se tornaba de un color grisáceo.

“El rescate lo haremos durante la madrugada” manifestó un uniformado a los compañeros de José quienes entre sollozos se marcharon del lugar.

Siendo las 6:45 del día y con la presencia de los padres del ahora occiso -quienes viven en la colonia San José Terán- observaron el trabajo de las escuadras de rescatistas quienes comenzaron la búsqueda.

Luego de tres horas, los expertos nadadores pudieron encontrar el cuerpo y con el apoyo de una soga amarrada a su cintura comenzaron a arrastrarlo hacia la orilla.

Las lágrimas escurrieron a través de las mejillas de sus padres quienes al no poder contenerse quisieron abrazar a su hijo, pero las autoridades les impidieron pues ordenaron trasladar el cuerpo a una unidad del Servicio Médico Forense.

La familia dijo que pretenden trasladar el cuerpo al municipio de Tapachula pues de allá son originarios, siempre y cuando junten algo de dinero, pues son de escasos recursos. (Agencia Vórtice MX)

 [huge_it_slider id=”18″]

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *