En riesgo cinco familias por edificio a punto de colapsar en Tuxtla

En riesgo cinco familias por edificio a punto de colapsar en Tuxtla

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas (Agencia Vórtice MX).- Un edificio a punto de colapsar en Tuxtla, representa un peligro inminente para cinco familias en el Circuito Las Flores Norte del fraccionamiento La Herradura, quienes han tenido que abandonar sus viviendas.

De acuerdo con la constancia de daños del Sistema de Protección Civil con número de oficio SPCM/DIRIE/AVRI/1127/17 y fecha del 15 de septiembre de 2017, el edificio presenta daños severos en los muros de mampostería de la planta baja.

Por esa razón, la Dirección de Identificación de Riesgos, Inspecciones y Eventos de la dependencia recomienda la realización de un dictamen en seguridad estructural ya que pone en riesgo a sus colindantes.

Pese a las recomendaciones de Protección Civil, Alfredo León Castañón, propietario del edificio de cinco niveles ─marcado con el número 355─ nada ha hecho al respecto por lo cual los vecinos piden a las autoridades tomen cartas en el asunto.

Y es que luego del terremoto del pasado 7 de septiembre y de las constantes réplicas que han sacudido a Chiapas desde entonces, en el edificio existe una reducción importante de la capacidad sismoresistentes, por lo cual ─indica el oficio─ es necesario proteger la calle y los edificios vecinos.

El documento señala también que se deberá restringir el acceso y uso a aquellas zonas de alto riesgo, hasta una rehabilitación temporal o proceder a una demolición.

Debido a la poca respuesta de las autoridades, los habitantes del fraccionamiento enviaron un escrito ─firmado por 35 de los colonos─ al presidente municipal, Fernando Castellanos Cal y Mayor para solicitar su intervención de manera urgente.

Luis Alberto Pérez López, uno de los afectados, así como como cuatro familias más han tenido que abandonar su hogar por el edificio a punto de colapsar en Tuxtla; algunos han rentado otro edificio o hasta un cuarto de hotel por su seguridad.

Incluso una escuela particular cercana al edificio en mal estado, ha tenido que mudarse momentáneamente a un inmueble rentado, para no poner en riesgo a los estudiantes.

“Tenemos una escuela particular, la cual no sufrió daños, pero para seguridad de los niños nos movimos de lugar y son gastos extras que no están dentro de nuestras nóminas”, agregó Luis Alberto.

Por esa razón, él y los vecinos exigen a las autoridades hacer caso a su petición antes de que pueda ser demasiado tarde.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.