El peor día de Reyes de sus vidas

El peor día de Reyes de sus vidas

Tuxtla Gutiérrez.- Su regalo acabó en tragedia.

Es 6 de enero, día de Reyes; Diego acaba de recibir una bicicleta como regalo y todo en su casa es risas y alegrías; nadie, ni siquiera él, se imagina que en pocas horas todo se convertiría en lágrimas.

La tarde de este miércoles empieza a caer, son ya las 3:50 de la tarde y Diego Andrés, de 7 años de edad, sube a su bicicleta montaña color amarillo para estrenarla y comienza a recorrer las calles de su colonia (Las Granjas); sin embargo, al llegar a la calle Guanajuato esquina con avenida Tlaxcala pasó lo inesperado.

Édgar Iván Pérez Hernández, de 21 años de edad, chofer de un camión tipo pipa (placas CW-04584) arrolla al niño y la violencia del impacto termina por acabar con el último suspiro del pequeño, quien queda a un metro de su bicicleta nueva, en medio de unas hileras de sangre que se deslizan por el desnivel de la calle.

Édgar empalidece, se toma de los cabellos y se siente perdido, ve de un lado a otro como si buscara a alguien que le dijera que estaba soñando, que nada había pasado y que la muerte del niño era una simple pesadilla.

No lo es. Los gritos desgarradores de una mujer lo regresan a la realidad: un niño ha muerto, embestido por el camión que él maneja.  

Los colonos lo rodean, la familia hunde su rostro entre sus manos, ahogando el llanto; se lamentan frente al cadáver de Diego, de quien más tarde informarían, era sordomudo.  

En poco tiempo y después de llamada telefónica de un vecino, acude una escuadra de paramédicos sólo para confirmar que ya no hay más por hacer, el pequeño Diego estaba muerto.  El chofer es detenido y llevado ante la Procuraduría General de Justicia del Estado como presunto responsable del delito de homicidio culposo.

Horas después, el cadáver es rodeado de peritos forenses quienes después de realizar las investigaciones pertinentes parten junto al fiscal del Ministerio Público para llevar el cadáver a la morgue, donde un médico legista se encargaría de la necropsia.

La familia está devastada, parecen incrédulos, nunca creyeron que este 6 de enero se convertiría en el peor día de Reyes de sus vidas. (Agencia Vórtice MX)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.