En Chiapas reportan reinicio de acción paramilitar de Paz y Justicia

En Chiapas reportan reinicio de acción paramilitar de Paz y Justicia

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- Ejidatarios de la comunidad de Tila, adherentes al movimiento La Sexta Declaración de la Selva Lacandona del EZLN, acusaron al presidente municipal, Edgar Leopoldo Gómez Gutiérrez, de reactivar al grupo de “paramilitares de Paz y Justicia para su servicio”, por la ambición de controlar a la población.

En un comunicado firmado por el comisariado y el consejo de vigilancia, señalan a Mateo Rey, originario de la comunidad de Cruz Palenque; Mateo Guzmán, de Agua Fría y “don Pascual”, de El Limar, comunidades localizadas en la zona baja del municipio, de incentivar las actividades del grupo armado al que acusan de haber asesinado a varias personas desde 1996.

“Hasta la fecha se han mantenido impunes y quieren venir a querer nuevamente imponer al presidente a sangre y fuego; estas gentes viven de nuestros impuestos, son aviadores que cobran sin trabajar y por eso que es que en las comunidades no se concluyen las obras que prometen los políticos porque aparte del dinero sirven para mantener a estos sinvergüenzas”.

En el documento señalan a “Regino de la zona media de Tila y el agente rural de la comunidad de Unión Juárez del anexo al ejido Tila y se llama Nicolás” de ser unos vividores y traidores, y los responsabilizan de lo que pudiera ocurrir en el ejido, tras afirmar que a través de equipo de comunicación del gobierno municipal, han comenzado a coordinar al grupo paramilitar con el objetivo de someter a quien esté en desacuerdo con las disposiciones del edil.

Los adherentes al movimiento del EZLN expresan su temor a un ataque armado, por lo que alertan a todas las organizaciones sociales a que estén muy pendientes de lo que pueda ocurrir en el ejido Tila ubicado en la misma cabecera municipal.

Denuncian que agentes rurales de otros ejidos de la localidad que apoyan al ayuntamiento los están provocando, “si tanto quieren al ayuntamiento que se lo lleven a sus comunidades, nosotros los expulsamos por las constantes violaciones a nuestras garantías individuales, la violación al amparo número 73/2014 que se ganó para que no fuera destruido el casino del pueblo sin el permiso de la asamblea general de ejidatarios, aun así los empleados del ayuntamiento se metieron a dejar cosas que quitaron a los vendedores en el parque central quienes también se encontraban amparados desde el 2000”.

El agente rural de la comunidad Unión Juárez del anexo al ejido Tila de nombre Nicolás quien junto con Regino de la zona media de Tila, “se andan coordinando por radio móviles que el gobierno municipal anterior les había entregado con la finalidad de someter a los que no están de acuerdo con ellos o para atacar y masacrar a las personas como quieren atacar al ejido Tila cuando la lucha de los ejidatarios es por la tierra y el territorio”.

“En México la violencia la hacen siempre los tres niveles de gobierno escondiéndose de los grupos paramilitares a su servicio para que ellos digan después que es un conflicto entre comunidades”.

Los ejidatarios de Tila señalan que no son violentos hasta que se acabe su paciencia; advierten que continuarán su lucha por recuperar las 130 hectáreas que el ayuntamiento de la localidad les ha querido despojar mediante un decreto número 72 que ya fue declarado inconstitucional hace siete años. (Agencias:La Jornada)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.