¡Floyd Mayweather se llevó la Pelea del Siglo!

Floyd Mayweather Jr. ganó al filipino Manny Pacquiao en la llamada “pelea del siglo” por decisión unánime con tarjetas de 118-110. 116- 112, 116-112, aún cuando el peleador asiático se mostró más agresivo arriba del ring.

Con un estrategia a base fintas y con poco esfuerzo, el estadunidense conservó los títulos de la AMB, OMB en CMB en peso wélter al tiempo que mantiene su invicto con 48 peleas. Por su parte, Pacquiao sumó a su marca una sexta derrota, con tres empates y 57 victorias.

Floyd Mayweather y Manny Pacquio no decepcionaron a los 16 mil asistentes de la Grand Garden Arena del hotel MGM, pues desde el primer asalta el estadunidense se saltó el estudio y lanzó los primeros golpes, mientras que el peleador asiático se mostró más cauto. Era apenas el primer asalto y ambos peleadores ya daban muestra de estaba dispuestos a morir en el ring.

No obstante, para el segundo episodio, el filipino se mostró más ofensivo, incluso llegó a acorralar contra las cuerdas al peleador de casa, mientra la afición emocionada los apoyaba al grito de “Pacquiao, Pacquiao”.

El Pacman se mostró contundente en el tercer round, donde se mostró cauto pero acertado y logró dominar de nueva cuenta al Money, quien intentó de manera fallida romper la defensa del adversario. Manny se fue a su esquina sonriente, no sin antes soltar un potente gancho.

Al regresó al cuadrilátero, Mayweather se mantuvo a la defensiva a penas logró conectar pocos golpes, mientras que Pacquiao persistió en el ataque y de nueva cuenta lanzó una lluvia de puñetazos para llevar a las cuerdas al peleador invicto.

Con una guardia abierta y movimiento de cintura, Mayweather invitaba a Pacquiao a la pelea y en una ocasión consiguió esquivarlo para aplicar una combinación de golpes y acorralarlo, pero el peleador asiático fue hábil para escaparse y mantenerse en pie en la contienda.

En el sexto round Pacquiao nuevamente desató la euforia entre los asistentes cuando mantuvo contra las cuerdas a Mayweather, quien contestaba con un firme “no” como un reto demostrarle al filipino que sus golpes serían insuficientes para derribarlo.

Aunque comenzaba a mostrar cansancio, Pacman logró conectar con un volado izquierdo en dos ocasiones en el séptimo asalto, al tiempo que los asistentes eran presa de la emoción.

 El duelo se mostró más cerrado entre ambos peleadores, con un Pacquiao agresivo que recurría al golpe de zurda para dominar el rival.

Sin embargo, en el último round Pacquiao se mostró temeroso sin poder conectar los golpes, mientras que Mayweather siguió en su juego de defensivo y en ciertas ocasiones lanzó fuertes pegadas, pero sonó la última campanada y el duelo estaba definido.

Mayweather subió a las cuerdas para mostrar su poderío ante la afición, que sin reparo lo abuchearon de nuevo. No obstante, ganó la gracia de los jueces, quienes lo vieron como ganador para consagrarse como el mejor peleador de los últimos tiempos. (Agencias: La Jornada)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *