Mató a su padre de una puñalada en el corazón

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- Everardo Álvarez Valdés de 51 años de edad dormía en su hamaca cuando su hijo ingresó a la casa bajo el influjo de alguna sustancia; molesto se dirigió hacia la cocina donde tomó un cuchillo e intentó ponerle fin a su vida sin embargo el padre quiso detenerlo pero terminó recibiendo una puñalada en el corazón.

Los hechos fueron registrados hoy a las 2:35 de la madrugada en la manzana 11 y lote 10 de la avenida Tacaná de la colonia Lomas del Oriente.

Everardo Álvarez Gómez de 21 al parecer padecía una enfermedad bipolar y depresiva, algunos vecinos señalaron que este al parecer era controlado bajo un tratamiento médico.

De acuerdo al reporte policiaco, Everardo Valdés dormía en la hamaca, cuando arribó su hijo al domicilio en obra negra. Éste, se encontraba bajo alguna sustancia toxica por lo que tambaleando se dirigió a la cocina donde tenía un frasco con pastillas.

Juanita Gómez Rodríguez de 41 y madre de Everardo Gómez, intentó detenerlo pero el joven consumió varias dosis.

“Me quiero matar, ya no quiero vivir” dijo el joven quien levantó un cuchillo y quiso cortarse las venas y posteriormente el cuello.

Al escuchar los gritos Everardo Valdés se levantó de la hamaca y al percatarse de lo que quería hacer su vástago corrió para detenerlo.

Pero esta situación terminó de una forma trágica, pues el muchacho levantó el acerado objeto y le asestó una certera puñalada en lado izquierdo justo debajo de la tetilla a su padre quien se fue de espaldas contra el suelo.

Paramédicos de Protección Civil acudieron al auxilio y luego de brindarle atención prehospitalaria informaron a los uniformados que este había muerto debido a que el cuchillo había atravesado su corazón.

Al percatarse de lo que había hecho, el joven comenzó a reírse y le dijo a su madre que se había metido en problemas.

Siendo las 3:20 de la madrugada arribaron las autoridades municipales quienes de inmediato detuvieron a Everardo Gómez, colocándole las esposas y subiéndolo a la góndola de la unidad.

Horas más tarde trasladaron el cuerpo al anfiteatro para la necropsia de rigor en tanto los hermanos del ahora occiso esperan les entreguen el cuerpo para brindarle una cristiana sepultura. (Agencia Vórtice MX)

[huge_it_slider id=”80″]

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *