Muere madre de familia; hablaba por teléfono cuando cruzó la vía

Muere madre de familia; hablaba por teléfono cuando cruzó la vía

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas —¡Espérame hija, ya voy para allá, tranquila!

La mujer baja desesperada del colectivo con la atención puesta sólo en la conversación con su hija, del otro lado de la bocina, no se despega el teléfono del oído ni un segundo y acelera su paso.  Repite las mismas palabras un par de veces más y cruza la vía sin siquiera poner atención al tráfico pero la plática se corta de golpe, sólo se escucha el chillido de unas llantas y un golpe seco.

Los pasajeros voltean anonadados y ven como el cuerpo de la dama sale proyectado hacia la carretera, casi como si fuera un muñeco; el teléfono celular se pierde entre los matorrales del camellón, muchos metros más adelante de donde quedó el cadáver. El responsable huye a pie.

LA LLAMADA

Antes de la tragedia, Blanca Edith Esquinca Santos salió de su trabajo en un motel del centro de la capital y abordó tranquila un colectivo de la ruta Tuxtla- Plan Chiapas que la llevaría cerca de su vivienda, en la colonia El Refugio.

“Todo se veía bien, iba tranquila hasta que recibió la llamada” dijo su compañera de asiento.

Esa llamada cambió todo.                                   

Nerviosa, Blanca pidió su parada cerca de la gasolinera —ubicada detrás de la colonia Industrial en la carretera Tuxtla-Chiapa de Corzo— e intentó cruzar para tomar otro colectivo en la vía contraria y así regresar a Tuxtla, a la colonia Juárez para ayudar a su hija.

En ese momento, un Sprinter “Omnibus de Chiapas” de la ruta Tuxtla- San Cristóbal, con permiso de circulación SCTCC0082884 la atropelló y su cuerpo quedó casi destrozado en medio de la vía.

AUXILIO

Los pasajeros llaman a emergencias (066) y al poco tiempo se aproxima una patrulla de la Policía Municipal y paramédicos de Protección Civil para corroborar el reporte, toman su pulso e informan que nada hay por hacer, la mujer había perdido la vida.

Realizan el protocolo: acordonan la vía y también alrededor de la Sprinter que está abandonada cerca de la gasolinera. Del chofer ni sus luces, huye despavorido al ver cómo el cuerpo voló por los aires.  

Una hora después peritos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) la regresan a Tuxtla; no a la casa de su hija ni al lugar en el que trabajaba, sino a la morgue, el médico legista se encargará de realizarle la necropsia de ley al cadáver para luego entregarla a sus familiares.   (Agencia Vórtice MX)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.