Mueren dos bebés en Simojovel tras ser vacunados; 30 más están hospitalizados

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- Dos recién nacidos perdieron la vida luego de que les aplicaran una vacuna en la Unidad Médica Familiar del desaparecido programa del Instituto Mexicano del Seguro Social-Comité de Planeación para Zonas Marginadas (IMSS-Coplamar, ahora IMSS Prospera) del municipio de Simojovel.

De acuerdo con Lorenzo Hernández Rojas, padre de uno de los bebés fallecidos, más de 28 familias del ejido La Pimienta llevaron a sus bebés, de entre dos semanas y cuatro meses de nacido, al IMSS-Coplamar -como ellos lo conocen- en donde les aplicaron una vacuna, de la que hasta el momento se desconoce el nombre.

Los 30 niños que fueron vacunados este viernes por la mañana empezaron a sentirse mal horas después y alrededor de las 7:00 de la noche dos perdieron la vida, por lo que de inmediato el resto de los menores fueron trasladados a medianoche a bordo de una camioneta y una ambulancia del IMSS, a un nosocomio de Bochil, en donde llegaron a la 1:00 de la mañana de este sábado.

IMSS01_09052015Los bebés llegaron inconscientes, con cuadros de temperatura alta y sudoración, por lo que los médicos de esta institución les informaron a la familia que tenían que ser canalizados de urgencia a una clínica de la capital del estado y fue así como a las 4:00 de la mañana fueron internados en el “Dr. Gilberto Gómez Maza” en Tuxtla Gutiérrez, en donde hasta el momento ocho niños se debaten entre la vida y la muerte.

Según los informes médicos preliminares, al parecer las vacunas que les aplicaron a los infantes estaban caducadas. Además se supo que a los ochos niños que están graves, les aplicaron tres vacunas; una en el brazo derecho, otra en el glúteo y una más en la entre pierna.

De último minuto, los familiares de los menores informaron que las puertas del hospital fueron cerradas pues acudió personal de la Físcalía Especial de Investigación del delito de Homicidio para realizar las investigaciones del caso; ahora las cartillas de vacunación de los bebés están bajo resguardo.

Desesperados para saber sobre salud de sus hijos, intentaron irrumpir en el nosocomio; sin embargo, fueron repelidos por personal de seguridad privada con gas pimienta, algunos de los cuales fueron arrojados al rostro de los agraviados. (Agencia Vórtice MX)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *