Pacquiao es muy imprudente; yo peleo con inteligencia: Money

Las Vegas.-El estadunidense Floyd Mayweather aseguró que la imprudencia de Manny Pacquiao será su talón de Aquiles cuando ambos se enfrenten el 2 de mayo, en la pelea más lucrativa en la historia del boxeo.

En la única conferencia de prensa antes del combate, a dos semanas de la misma, Money aseguró no estar preocupado por echar a perder su récord perfecto de 47-0.

“Desde el inicio será una pelea emocionante. Nuestros estilos son totalmente diferentes. Yo lucho con inteligencia, todo es calculado y meditado. Siempre estoy cinco o 10 pasos delante de mi rival, pero él corre demasiados riesgos, es muy imprudente”, dijo al referirse al nocaut que le propinó el mexicano Juan Manuel Márquez.

También dijo conocer a fondo al Pacman (57-5-2, 38 nocauts): “Sé todos sus secretos… hasta trata de ocultar su estatura y usa plataformas en los zapatos”.

Mayweather reveló que su emoción se ha ido y habló de un eventual retiro: “Sólo lo tomo como un trabajo. Mi carrera está en un punto en el que es un negocio. Me voy al gimnasio. Entreno. Sé lo que debo hacer. Ya no lo disfruto como una vez lo hice. Hubo un tiempo en que era divertido, pero ahora todas estas cosas me agobian”.

La pelea de unificación de peso wélter, objeto de negociaciones durante seis años, no sólo será la más lucrativa, sino servirá para determinar quién es el mejor boxeador de la época.

 Filme “Kid Kalafu”

Cuando era un boxeador novato y pobre en el sur de Filipinas, Pacquiao comenzó su gran ascenso a la fama mundial no como el Pacman, sino como Kid Kulafu.

Ese apodo, que da título a una nueva película sobre la infancia del pugilista, se tomó de la etiqueta de un vino barato, ya que entonces reciclaba las botellas vacías para ganar dinero y ayudar a su familia.

Kid Kulafu se estrenó este miércoles en más de 70 cines en Filipinas y se proyectará en Estados Unidos y Canadá a partir del próximo 24 de abril.

Producida con asesoría y colaboración de Pacquiao, la película muestra el empobrecido mundo en el que creció antes de ser el único campeón de boxeo de ocho divisiones en el mundo, uno de los deportistas mejor pagados y el miembro más adinerado de la Cámara de Representantes filipina.

“Tenía todas las excusas para fracasar: familia rota, sin comida, sin casa, ningún sitio al que ir, sin dinero… pero aun así perseveró.

“Es una película sobre un chico que creció sin nada. Todo lo que tenía en realidad era un sueño y peleó y peleó hasta que hizo realidad esos sueños”, explicó el director Paul Soriano. (Agencias:La Jornada)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *