Protestas en Buenos Aires y Madrid por el multihomicidio

Protestas en Buenos Aires y Madrid por el multihomicidio

Madrid.-Más de 500 personas se concentraron frente a la embajada de México en España para repudiar el asesinato de cinco jóvenes en la colonia Narvarte del Distrito Federal el pasado 31 de julio, entre quienes estaba el fotógrafo Rubén Espinosa.

Con gritos de justicia, los manifestantes depositaron margaritas blancas frente a la sede diplomática y colocaron fotografías de los jóvenes ejecutados con tiro de gracia para denunciar la complicidad con el crimen organizado tanto del gobierno de Veracruz, de Javier Duarte, como del de la República, de Enrique Peña Nieto.

No me dejes sin ti, niña de azúcar es el final del poema que Mirtha Luz Pérez escribió en recuerdo de su hija, Nadia Vera, una de los cinco jóvenes asesinados. No me dejes sin ti, niña de azúcar, se escuchó con fuerza y desesperanza mientras ciudadanos mexicanos y españoles colocaban fotografías de los cinco jóvenes o depositaban flores blancas.

Fue un homenaje a los jóvenes asesinados de sus compañeros de activismo y generación, en este caso del movimiento #Yosoy132Madrid, que advirtió sobre la urgencia de que se denuncien los atropellos y crímenes que sufre a diario la sociedad mexicana. Que levanten la voz para que no nos desamparen ante el mal gobierno.

Como parte del ritual que se repite desde que se perpetraron los crímenes masivos de Ayotzinapa y Tlatlaya, los mexicanos, la mayoría estudiantes, escribieron de puño y letra mensajes que expresan su impotencia y rabia: No estamos solos. No podemos ser cómplices de tanta muerte, sangre y violencia del Estado; Estamos hartos. No más gobiernos asesinos; “De uno en uno, de cinco en cinco, de 43 en 43, nos están asesinando…”

Así recordaron al fotoperiodista de la revista Proceso, Rubén Espinosa, y a Nadia Vera, Yesenia, Nicole y Alejandra, que, dijeron los manifestantes, son nuevas heridas para México y estarán en el pase de lista con los 43 de Ayotzinapa, con los asesinados de Ostula y Tlatlaya, y la larga lista de desaparecidos y asesinados en México.

Veracruz, dijeron, se convirtió en el estado más peligroso del país para ejercer el periodismo, con 15 asesinatos bajo el gobierno de Javier Duarte, abierto admirador de Francisco Franco. (Agencias: La Jornada)

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.