Secuestro terminó en homicidio de pareja; pedirían 9 mdp por el rescate

Comitán.- Durante tres meses planearon el secuestro de Omar Seippel Paniagua y Evarista Pineda Cadenas, para después exigir un rescate de 9 millones de pesos según declararon los presuntos implicados.

Y es que las autoridades lograron detener a tres personas quienes  al parecer se encuentran implicadas en el presunto doble homicidio, estos son, Jordán Alejandro Ángeles Trujillo, conocido como «El Morgan», Manuel Francisco Porras Cortés, con el mote de «El Nica» y Fernando Martínez Villar.

Terminaron disparando contra su rehén

Durante el interrogatorio, fue Porras Cortés y Ángeles Trujillo, presuntos autores materiales confesos del doble homicidio, quiénes esperaron ese día  a Omar, a que llegara en su camioneta Nissan tipo Amarok, color blanco, para interceptarlo y secuestrarlo en su mismo vehículo.

En algún momento el plan de los sindicados se les salió de las manos, pues la víctima forcejeó y trató de darse a la fuga, por lo que «El Nica», accionó un arma del calibre .45 milímetros, y mató al conocido empresario.

Se sabe que en la reconstrucción de los hechos vasados en la declaración de «El Nica» y «El Morgan»; cargaron el cuerpo del occiso al automóvil y lo fueron a tirar a un terreno baldío ubicado sobre la carretera que comunica al Polideportivo.

Fue entonces que nuevamente regresaron a la vivienda que se encuentra sobre la Avenida Los Almendros, manzana 2, lote 10, del fraccionamiento Los Robles, en donde irrumpieron y mancillaron a golpes a la joven Evarista Pineda Cadenas, de 27 años de edad, originario del municipio de Maravilla Tenejapa.

Con un cordón y un palo utilizado como palanca, hicieron un torniquete en el cuello de la víctima hasta asfixiarla y quitarle la vida.

Intentaron borrar sus rastros

Con un plan frustrado y con dos muertes derivado del mismo, «El Nica», que según las autoridades fue liberado meses antes del Centro de Reinserción Social para Sentenciados (CERSS), número 10, en donde paradójicamente fue acusado del delito de secuestro y homicidio de otro habitante de esta ciudad, trató de borrar los rastros de su participación.

En su declaración, narró a las autoridades que al día siguiente del fracaso del secuestro de Seippel Paniagua, acudió a comprar ácido en una tienda comercial.

Para desvanecer cualquier rastro que lo vinculara con los asesinatos, rocío ácido a los cuerpos, incluso regresó a la vivienda del fraccionamiento Los Robles, en donde limpio sus huellas de puertas y ventanas.

A la mujer que se presume ultrajaron antes de darle muerte, le regó sobre sus partes intimas el liquido corrosivo, todo esto que complicó el trabajo de investigación de las autoridades.

Tras asesinarlos, vaciaron la casa

Luego de cometer los arteros homicidios , «El Nica y el Morgan», huyeron con todas las pertenencias de sus víctimas, una de estas cosas que más tarde llegaría a la Policía y daría la primer pista para la aprehensión de los involucrados.

Los señalados habrían escondido el arma y las pertenencias en la casa del tercer involucrado, Fernando Martínez Villar, quien al parecer se encargó de vender las joyas y pertenencias de valor de los occisos.

La pronta actuación de la Policía, logró la captura de los tres presuntos implicados en el caso, quienes describieron la manera la manera en que perpetraron los hechos, dijo la fuente.

Pese a los intentos por declararse inocentes, se sabe que las pruebas y las pertenencias de los extintos que ligan a los detenidos en los hechos, son «indicios irrefutables de su participación», concretó la fuente. (Nehemías Jiménez/Agencia Vórtice MX)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.