Vacunas infectadas en Chiapas muestra ‘marginación’ a indígenas

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.-La muerte de dos niños, ocurrida el 8 de este mes en la comunidad de La Pimienta, municipio de Simojovel, luego de ser vacunados por personal del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), representa “la máxima expresión de la marginación que han vivido durante la historia los pueblos indígenas en materia de salud”, afirmó el sacerdote Marcelo Pérez Pérez

Con ello, dijo, “quedan al descubierto con mucha claridad ante los ojos del mundo las pésimas condiciones de los centros de salud” en la entidad.

Y “la mayor indignación de la población -subrayó- es el mal trato en estos centros de Simojovel, Bochil y en Tuxtla Gutiérrez”, donde fueron atendidos 29 de los 31 infantes que resultaron afectados después de que se les aplicaron las vacunas.

El pasado 8 de mayo personal del IMSS de la clínica de la comunidad La Pimienta vacunó a 31 niños contra la hepatitis, tuberculosis y rotavirus, pero horas después perdieron la vida dos niños que tenían un mes de nacidos, y 29 más fueron hospitalizados, de los cuales 27 niños ya fueron dados de alta.

Durante una misa que se celebró ayer en Simojovel, tras la marcha con que católicos exigieron justicia, Pérez Pérez señaló en su homilía que existe “gran indignación, no sólo entre los padres de los 31 bebés sino de la población en general y de los pueblos indígenas”.

El tzotzil, originario de San Andrés Larráinzar, cuestionó: “¿Será que a las autoridades y a los ricos se les ha muerto algún hijo por estas vacunas del IMSS? ¿Será que el trato déspota hacia los pueblos pobres es el mismo que hacia las autoridades y los ricos?”.

Continuó: “¿Por qué los pobres no tienen el acceso digno a la salud? ¿Por qué a los pobres se les margina y se les dan tratos inhumanos cuando llegan a los centros de salud?”.

Pérez Pérez cuestionó también el hecho de que “las migajas que el gobierno da a los pobres mediante proyectos asistenciales sean condicionadas porque el Seguro Popular no es más que para controlar a los pobres. ¿Por qué se les niega el servicio a los que no tienen Seguro Popular?”

Manifestó que con lo sucedido en La Pimienta, una de las comunidades más marginadas del municipio, “queda al descubierto también que los políticos realmente no se preocupan por la vida del pueblo; no les preocupa si el pueblo tiene buen servicio para sus enfermos, si se están muriendo las personas de distintas causas”.

Aseguró que “en este mes dos personas más han sido asesinadas en Simojovel, una en una cantina y

otra en un lugar clandestino. Hoy los políticos han perdido el sentido verdadero de ser político; han prostituido la democracia; sólo han tomado al pueblo como escalera para subir a un estatus social más elevado”.

Por eso, remarcó, “vemos autoridades con muchas riquezas y con grandes ranchos; hoy a los políticos sólo les preocupa el dinero del pueblo y por desgracia quieren volver para seguir empobreciendo al pueblo, para seguir dejándolo en la miseria”. (Agencias: La Jornada)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *